La flexografía de alta calidad según Jesús Anguita

No siempre se tiene el honor de conocer a un profesional de la talla de Jesús Anguita Carpio. Por suerte, en Technologic Tapes hemos podido contar con su presencia para hacerle una entrevista.  

Pero antes de hablar con él, permíteme una pequeña presentación: 

Jesús Anguita Carpio, profesional con más de 30 años de experiencia en el sector flexográfico como asesor técnico y escritor de La flexografía (2004) La flexografía de alta calidad (2011) empezó su andadura profesional en la empresa Nordenia Ibérica Barcelona, S.A (1976-2006) en la que llegó a ocupar el puesto de Jefe de Área de Flexografía.

Tiene una amplia experiencia en el sector, por no mencionar su labor docente como profesor de Flexografía en la Escuela de Formación Profesional Antoni Algueró. 

Anna: Háblanos sobre tu primer libro, Jesús. Tengo entendido que es un referente entre los libros de consulta sobre flexografía.  

Jesús: No sé si tanto (risas). Lo que sí puedo decirte es que “La Flexografía”, tuvo una difusión muy amplia en el sector. Incluso cruzó el charco hasta Latinoamérica

Ciertamente, es un libro sobre flexografía conocido y se utiliza como libro de consulta de los impresores flexo y escuelas de FP para la formación de sus alumnos. 

Anna: Desde luego, eso suena a libro referente. Pero, cuéntame, ¿cuál es la diferencia entre tu primer libro y el que sacaste en 2011, “La Flexografía de Alta Calidad”? 

Jesús: Bueno, en el libro “La Flexografía de Alta Calidad” se da entrada a las tecnologías aparecidas en los últimos años en el mundo de la flexografía. Además, este ha entrado como tema de análisis y examen en la última convocatoria de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Anna: ¿Se podría decir que su lectura es el camino más fácil y seguro para llegar a conseguir y estandarizar una alta calidad de impresión? 

Jesús: Desde luego, esa era su intención. Y, de momento, los lectores me hacen entender que está cumpliendo su función. 

Anna: ¿Y qué información podemos encontrar en el libro? ¿Cómo puede ser útil para un profesional de la Flexografía, quienes, ya de por sí, cuentan con un alto conocimiento de su sector y profesión? 

Jesús: Sí, desde luego. Somos un público difícil de sorprender, pero teniendo en cuenta este hecho, en este libro sobre flexografía decidí incluir información sobre las tecnologías de máquinas flexográficas sin engranajes.

Anna: Y para alguien que no entiende sobre flexografía, ¿qué ventajas tiene conocer esta información? 

Jesús: Supongo que como con toda tecnología, la principal ventaja es el ahorro de tiempo y trabajo de producción, además de conseguir mejoras en el propio servicio. Aspectos como el cambio rápido de camisas porta-clichés y anilox, el posicionamiento automático, los sistemas de registro y presión también automáticos y los sistemas de limpieza acortan tiempos de preparación.

Anna: Desde luego, acortar los tiempos de preparación y la estandarización de los procesos, es muy importante, sobre todo, en los proyectos de largo y gran tiraje. Al final, los cambios deben ser rápidos, cada parada de producción supone un coste muy grande.

Jesús: Sí. No es precisamente tiempo lo que sobra en esta profesión. 

Anna: He de admitir que yo ya he leído el libro. Me interesa que cuentes al lector las ventajas que las nuevas tecnologías de camisas digitales y las planchas digitales que mencionas en el libro supusieron en su momento. ¿Te puedo tentar a hablar de ello?

Jesús: Desde luego. Las camisas digitales permitieron en su momento la impresión continua de formatos aportando ventajas para el impresor, como la eliminación de los tiempos de montaje, precisión de los registros, excelente transferencia de tinta, etc. 

En cuanto a las planchas digitales, éstas minimizan la ganancia de punto, dando como resultado zonas de altas luces más nítidas y un mayor contraste de impresión. Ambos productos permitieron en su momento la estandarización de procesos, tan importante aún hoy en día.

Anna: Ya veo, así que son todo ventajas. En el libro también hablas sobre las cintas adhesivas almohadilladas de doble cara y cómo son un factor clave para lograr estándares de calidad.

Jesús: Bueno, ¿cómo no iba a mencionarla? Desde su primera aparición, la cinta de doble cara no ha dejado de conmocionar (en el buen sentido) a la industria. Se utiliza para todo, como bien sabes. Estas cintas adhesivas también suponen una revolución en relación a la calidad que mencionas. 

Anna: Sí, es cierto. Se puede afirmar sin duda que la cinta de doble cara es una de las más utilizadas en cualquier sector. Pero, sin más rodeos, si pudieras elegir sólo tres de los elementos que han revolucionado y aportado mejoras en flexografía que mencionas en tu libro, ¿cuáles serían y por qué? Haznos un pequeño resumen. 

Jesús: Me lo pones difícil, Anna. Supongo que, si tengo que elegir, lo que mejor cabe mencionar son, por un lado, los cilindros anilox cerámicos, por su transferencia de tinta a la superficie de la plancha y el aumento de las lineaturas y diferentes formas de aplicación de la tinta.

Después, el sistema de procesado de planchas digitales HD Flexo (alta definición), que dan como resultado un rango tonal similar al offset y el huecograbado (-> 0% – 100%) lo que permite trabajar con lineaturas de 60, 70, 80 L/cm sin necesidad de aumentar la lineatura del anilox.

Cabe mencionar también la introducción de Bellissima en el mercado. Este sistema de procesado de planchas con tecnología de punto plano, con el que se consiguen altas lineaturas 350-450 lpi e impresiones de alta definición, rivaliza con los anteriores parámetros apoyándose en las nuevas tecnologías. Poder analizar digitalmente cada pixel ha resultado en impresiones de altísima calidad y una mayor estabilidad en las prensas. 

Anna: Suena bien. ¿Y la tercera? 

Jesús: Sí. Finalmente, como tercera mención: el sistema de impresión con hepta-cromíabasado en siete colores tramados (CMYK+RGB). Ésta la menciono porque la hepta-cromía es ideal para trabajos de mucha calidad o con mucho colorido.

Anna: Buena elección, pero, cambiando de tema, no todo lo que comentas en el libro trata sobre tecnologías, ¿cierto?

Jesús: No sé por qué me da que ya sabes la respuesta a esa pregunta. 

Anna: (risas) ¿Ya me has calado en tan poco tiempo? Sí, menciono esto porque creo que al lector que lea esta entrevista le gustaría saber que hablas también sobre un dato que no se puede pasar por alto en el mundo de la flexografía. Me refiero a la norma ISO 12647/6 flexografía. Esto no trata tanto sobre tecnología, ¿no? 

Jesús: No tanto, no. 

Anna: Para el lector que no sepa a qué nos referimos con esta norma: este es el único estándar internacional para los trabajos que se realizan en impresión flexográfica. Se trata del control del proceso para la producción de separaciones de color de medio tono, impresiones de prueba y de producción. Y tú, Jesús, en el libro nos presentas sus ventajas. 

Jesús: Desde luego. Las ventajas de implementar la norma internacional ISO 12647/6 para impresión flexográfica son evidentes, ya que ponerla en marcha nos obliga indirectamente a establecer un método de trabajo y, sobre todo, a tener un mayor control sobre nuestros procesos productivos, no sólo en la impresión sino también en laboratorio de color (preparación y formulación de tintas), o en la fotomecánica. 

Anna: ¿Y existe algún caso en el que no se pueda implementar esta norma internacional?

Jesús: Sí, en el caso de la optimización de la calidad de impresión en base a parámetros propios. Esto es que debido a los tipos de trabajos que se imprimen, con soportes especiales, condiciones de impresión, tramados de alta calidad y lineatura, etc., se conlleve la imposibilidad de ser llevados a norma alguna. Por lo tanto, quedan fuera de las especificaciones recogidas en la norma ISO 12647/6. 

Anna: ¿Qué es lo que ocurre entonces? 

Jesús: Bueno, en realidad tampoco se producen grandes cambios porque las necesidades de estas empresas y flujos de trabajo particulares son las mismas y requieren igualmente de un control extremo de la impresión para lograr gamas cromáticas de reproducciones mayores y alta calidad del producto final. 

Lo único que en estos casos y para asegurar y optimizar la calidad de la impresión, se han de desarrollar procedimientos en base a parámetros propios a medida, para lograr establecer las características y condiciones de impresión óptimas para un sistema de trabajo concreto y específico. 

Anna: Entonces, lo que dices es que siempre que pasemos por “parámetros medibles” seremos capaces de definir y controlar los estándares propios de cada impresora.

Jesús: No lo podría haber dicho mejor. 

Anna: Estupendo, porque esto último que mencionas viene un poco relacionado con lo último que quería hablar contigo. En el libro aseveras algo que me gusta mucho: en flexografía se suele decir que la única constante que hay es la gran cantidad de variables que existen en el proceso y que, por lo tanto, es lógico afirmar que la calidad final de la impresión dependerá del control que tengamos sobre esas variables. 

Jesús: Sí. Es algo que se dice, y es algo que reafirmo. Los que hemos trabajado en el mundillo sabemos que la organización de procesos y procedimientos técnicos de cada una de las áreas de trabajo cobra más sentido que nunca.

Anna: ¿Pero eso no echa un poco por la borda la utilidad de la que hablas en el libro sobre las nuevas tecnologías para la flexografía? 

Jesús: Al contrario, intento dar un último mensaje: en muchas ocasiones, una mayor calidad de impresión o la optimización de los tiempos de producción no pasa precisamente por la incorporación de las últimas tecnologías o el equipamiento de maquinaria de última generación, sino más bien, por la organización de la producción y una gestión más eficiente de la calidad

Sin olvidar también la formación continua de todo el personal involucrado en el proceso flexográfico con el fin de elevar su nivel profesional que les permita aplicar correctamente las nuevas tecnologías disponibles.

Anna: Entonces quieres decir que todo forma parte del mismo engranaje, ¿no?

Jesús: Efectivamente. En la flexografía, todo y todos somos uno. 

Nuestro granito de arena

No me gustaría despedir esta entrevista sin mencionar que el libro “La Flexografía de Alta Calidad” proporciona, desde su publicación en 2011, a los impresores flexo herramientas que les permiten conocer y controlar todas las variables que afectan la calidad de impresión. 

En Technologic Tapes recomendamos el uso de este libro para aquellos profesionales que viven día a día en este fascinante mundo. Bien sabemos que en Technologic Tapes aplicamos sus parámetros y guías con resultados altamente efectivos. Siempre con el mismo objetivo: ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes.

Si tienes dudas puedes llamarnos para que te orientemos en la búsqueda. Al fin y al cabo, somos especialistas en cintas adhesivas técnicas. En nuestro equipo contamos con profesionales con más de 35 años de experiencia para dar solución a las aplicaciones más complejas.

Deja un comentario